Los dirigentes sindicales como Napoleón Gómez Urrutia podrían empoderarse gracias a los cambios planteados en la reforma laboral, acusó el Partido Acción Nacional (PAN).

“Evidentemente hay una motivación de hacer estructuras clientelares de otras líneas sindicales y hay que estar alertas. La reforma trae un mensaje de libre asociación y de libertad sindical que tendrá que cuidarse. Necesitamos estructuras de democracia, transparencia y rendición de cuentas a plenitud por parte de los sindicatos”, explicó el líder de la bancada blanquiazul en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks.

“Queremos que la tentación no exista, sino que se recupere la esencia de lo que es un sindicato, necesitamos que haya principios desde la libertad de asociación o no a un sindicato y que se cuide que la vida sindical sea democrática, transparente y que rinda cuentas a sus agremiados a plenitud”, añadió el legislador.

Con 487 votos a favor, el pasado jueves 11 de abril se aprobó la reforma laboral en la Cámara de Diputados con el respaldo del PAN, cuyo dirigente de bancada cuestiona ahora las modificaciones a las leyes relacionadas con la justicia laboral, la libertad sindical y la negociación colectiva.