Ciudad de México.- Si bien la regulación de las drogas no acabará con el problema de la inseguridad y la violencia que de ella emana, el futuro subsecretario de Derechos Humanos de la Segob Alejandro Encinas admitió que puede ser útil.

“No lo va a resolver, pero va a ayudar a resolver la política de seguridad y con ello ir resolviendo otros problemas que van desde la atención adecuada a las adicciones, evitar la criminalización de los que consumen drogas”, consideró durante su ponencia en la Vll Conferencia Latinoamericana y ll Conferencia Mexicana sobre Política de Drogas.

Alertó sobre la diversificación de las sustancias narcóticas en los últimos años y sobre la edad promedio en la que se consumen por primera vez, que es cada vez más temprana; aunado al territorio ganado por la delincuencia organizada.

¿Usted qué opina?: