Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador reafirmó que no se inmiscuirá en el conflicto político en Venezuela.

“No es conmigo, es con la Constitución la postura. Otros gobiernos con otra historia vean esto como superficial o que pueda cambiarse, pero para nosotros son las enseñanzas de nuestra historia”, comentó el mandatario.

Añadió que apuesta a un diálogo entre el presidente venezolano Nicolás Maduro y el opositor Juan Guaidó, quien hace unas semanas se autoproclamó presidente encargado y que ha obtenido apoyo de parte de la comunidad internacional.