Washington.- “Hemos trabajado con integridad y hemos adelantado, de manera legítima y enérgica, la agenda política de esta Administración”, afirma en su carta de renuncia Jeff Sessions,  quien este miércoles deja su puesto de fiscal general en manos del que hasta ahora era su jefe de gabinete, Matthew G. Whitaker.

La noticia fue adelantada por Donald Trump en su cuenta de Twitter y aunque no aclaró  los detalles de la marcha de Sessions, parece evidente que se trata de un despido tras una larga batalla pública y frontal. Según la CNN, el ex fiscal general no recibió la llamada del inquilino de la Casa Blanca, sino del jefe de gabinete John Kelly.

Trump culpa a Sessions de buena parte de sus problemas derivados de la investigación de la trama rusa, que explora la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 y la posible connivencia del entorno presidencial. El fiscal se inhibió del caso y eso provocó que el proceso acabará en manos de un fiscal especial, Robert Mueller.

Ahora, un día después de las elecciones donde su partido perdió la mayoría en la Cámara de Representantes, el presidente nombre como nuevo fiscal general a Whitaker, quien en una tribuna de opinión publicada en la web de CNN en agosto de 2017  que la investigación del fiscal especial Robert  Mueller sobre Trump estaba “yendo demasiado lejos”.

¿Usted qué opina?: