Ciudad de México.- La Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) aseveró que las renuncias registradas en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, son resultado de las contradicciones del propio mandatario federal y de sus políticas arbitrarias, que ponen en riesgo la autonomía de las instituciones.

Señalaron que renuncias como la de Germán Martínez del IMSS; Josefa González de Semarnat; de Tonatiuh Guillén del Instituto Nacional de Migración; Patricia Bugarín, de la SSPC; de Patricia Vázquez del INEE; Simón Levy, de Planeación y Política Turística, entre otros, revelan la inestabilidad política y financiera que enfrenta la administración federal.

La DNE, integrada por Karen Quiroga, Fernando Belaunzarán, Estephany Santiago, Arturo Prida, Adriana Díaz, Camerino Márquez y Ángel Ávila, detalló que el  plan de austeridad y el desvío de recursos a programas sociales-clientelares, han puesto en jaque a los titulares de las dependencias, «atándolos  de manos sin poder operar, siendo solo títeres del Presidente de la República. Está claro que  atenta contra la autonomía de cada una de las instituciones».

Consideraron que el Presidente se niega a reconocer que su política se sustenta en ocurrencias y que en  realidad pone en riesgo a las instituciones y afecta directamente a los mexicanos.

«Vive un mundo ficticio donde sólo ahí sus políticas de austeridad y acuerdos bilaterales han dado resultado. Por ejemplo, el sistema de salud está en crisis, así lo reveló el propio ex director del IMSS», detallaron.

En ese sentido, la DNE reconoce a los funcionarios que han decidido renunciar siendo fieles a sus principios, pues dar continuidad y seguimiento a las instrucciones del mandatario federal representa el retroceso  del desarrollo del país.

Finalmente, destacaron la reciente renuncia de Tonatiuh Guillén por su congruencia al negarse ser parte de la estrategia del presidente Donald Trump y de los Estados Unidos.