En contraste con lo que ganaban los anteriores ediles, los regidores de Agua Dulce obtenían prácticamente lo mismo, hasta que se dio el recorte, pero uno de ellos denunció ante el TEEV y ganó

Agua Dulce, Ver.- Pobladores de Agua Dulce manifestaron su repudio ante el hecho de que el regidor cuarto, Mario Espinosa Ríos, interpusiera un recurso ante el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEEV) por oponerse a una reducción de salarios de 60 mil a 30 mil pesos mensuales, cuya sentencia final favoreció al edil.

Roberto Sánchez Hernández indicó que ganar 60 mil pesos al mes como regidor “es mucho dinero y luego uno los llega a ver y nunca se encuentran, siempre dicen que no están y nunca regresan”. De forma similar, Audomaro Laureano, enfermero, manifestó que “se me hace una falta de respeto y 30 mil pesos aún es demasiado, pues muchos hasta tienen su pensión y eso no es ni lo que gana un profesionista”.

“Están acostumbrados a vivir de ese dinero; con 30 mil es suficiente para que viva una familia de cuatro personas, pero ellos ven por su beneficio propio, aunque tengan otras entradas de dinero”, comentó Francisco Mendoza.

La dependiente de un comercio de juguetes, Nayeli Méndez, opinó que 30 mil pesos ya es un sueldo alto, además de que muchos de los ediles ni siquiera cuentan con una profesión como para ganar eso. Ella expuso que buena parte de los pobladores de Agua Dulce ganan el salario mínimo o todavía menos, como su mamá, que apenas recibe dos mil pesos al mes y con eso vive.

Para Imelda Rojas la cantidad que un regidor ganaría en tres meses no es ni lo que ella juntaría en un año completo. “Yo creo que Agua Dulce no está para eso, lo vemos en las calles, el mercado necesita que le metan esos 30 mil pesos, eso da para una buena vida y no creo que ellos den tanta caridad para necesitar tanto”.

Este fin de semana el TEEV anunció como procedente la denuncia hecha por el regidor cuarto, Mario Espinosa Ríos, por una violación a sus derechos político-electorales, porque el cabildo acordó reducir los sueldos de 60 mil a 30 mil pesos por edil, lo que significaría un ahorro de 2.5 millones de pesos al año, tan sólo entre los siete ediles.

Ahora, por orden del tribunal, el Ayuntamiento tendría que reinstalar el salario del regidor y pasaría a ganar el doble que sus compañeros, convirtiéndose además en el edil mejor pagado de Agua Dulce, con un ingreso apenas 10 mil pesos por debajo de lo que obtiene el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares y de sólo tres mil pesos menos que lo que ganaban sus homólogos en la anterior administración con Daniel Martínez González.

Tan sólo en este 2018 el regidor cuarto costará 330 mil pesos más que sus compañeros de cabildo, mientras que los pobladores de Agua Dulce han expuesto que el salario de 60 mil pesos al mes es muy alto para un municipio en el que abundan las carencias sociales, la inseguridad y el desempleo.

Por Violeta Santiago

¿Usted qué opina?: