Poza Rica, Ver.- En lo que va del año, en Poza Rica se han presentado casos de niñas y niños en situación de calle que realizaban trabajo infantil, lo que representaba la privación de sus derechos humanos; actualmente son atendidos para reintegrarlos a la sociedad en un ambiente digno.

El trabajo infantil atenta contra el desarrollo integral de niñas, niños y adolescentes e impide que gocen plenamente de sus derechos humanos, aunado a la situación de calle que vulnera su seguridad al estar en el desamparo del núcleo familiar.

La presidenta del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), María de la Luz Straffon de Velázquez explicó que durante estos seis meses han rescatado a 10 niños que fueron encontrados solos realizando trabajos en parques, cruceros, calles o avenidas.

“Ya sea por denuncias o en recorridos que hace el personal del DIF, han encontrado a menores de entre cinco y 12 años; vamos, los investigamos, verificamos que estén trabajando en la calle, y si no tienen familia, después son turnados ante la fiscalía correspondiente, ellos deciden si procede trasladarlos al albergue”.

Algunos de los menores que han sido rescatados no son de este municipio, la mayoría salen de sus casas por desintegración social, abandono, maltrato o violencia familiar.

“La situación en la calle incrementa su vulnerabilidad por los riesgos que implica: violencia, adicciones, delincuencia y marginación social. El DIF les da seguimiento para que estén bien atendidos y continúen con sus estudios”.

De igual forma, son investigados los casos de los niños que se encuentran en los camellones o parques y que están con sus papás, esos infantes no deben estar realizando ninguna forma de trabajo o ser maltratados, “en esos casos no podemos intervenir porque tienen familia, no son maltratados y son atendidos”.

Por Adriana Ramírez