Ciudad de México.- Un pago de apenas 25.5 millones de dólares fue suficiente para que el gobierno de Enrique Peña Nieto retirara este viernes la demanda contra British Petroleum por el derrame de 793 millones de litros de petróleo en el Golfo de México que afectó a más de 10 mil pescadores de Veracruz, Tabasco y Tamaulipas.

Esa suma contrasta con los más de 60 mil millones de dólares que la empresa británica cubrió como indemnización a Estados Unidos por los daños causados por su negligencia y responsabilidad en la explosión de la plataforma Deepwater Horizon en abril de 2010, que provocó el mayor desastre ambiental por fuga de petróleo en este siglo.

Existen dos razones por las cuales México se satisfizo con una suma dos mil 300 veces inferior a la que cobró su vecino del norte: el gobierno federal no presentó las evidencias que mostraban las afectaciones del derrame en las aguas mexicanas; además, temió que una demanda fuerte sea utilizada para atacar a Pemex en el caso hipotético de un futuro derrame. Y todavía peor, presentó tarde su demanda y le fue rechazada en la corte de Luisiana

En los últimos ochos años, tanto Pemex como la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Secretaría de Energía (Sener) buscaron un acercamiento “del más alto nivel con BP” para llegar a un acuerdo en lugar de empujar por la vía legal, para no poner en riesgo la reforma energética.

¿Usted qué opina?: