Por no acatar medidas restrictivas para ejercer su actividad

Poza Rica, Ver.- Inspectores del Ayuntamiento, en un operativo, decomisaron productos a vendedores ambulantes, que ocupaban espacios de forma irregular en calles del centro de la ciudad.

Algunas transeúntes respaldaron que las autoridades retiraran los locales de la vía pública.

Sin embargo, otras personas se amotinaron para apoyar a los locatarios, quienes sólo observaban cómo los empleados municipales contaban cada pieza de piñas, plátanos y envoltorios de frituras, antes de vaciarlos en bolsas negras y posteriormente subirlas a un camión del Ayuntamiento.

Al respecto, el director de Desarrollo Económico del gobierno local, Germán Galindo, declaró que son 90 vendedores ambulantes que deben retirarse de la vía pública, ya que desde hace 15 días fueron citados a la Dirección de Comercio, pero jamás se presentaron, con el argumento de que promovieron un amparo legal para evitar ser desalojados del centro.

Sin embargo, el funcionario indicó que esos amparos no procedieron, por lo que las autoridades ejecutaron el retiro de los puestos, además de que han generado muchas quejas ciudadanas, por la obstrucción de calles y banquetas.

“Se irán atendiendo poco a poco, sin dañarlos. Invitarlos a que se ubiquen en zonas donde no afecten. No se trata de causarle daño a nadie. Se trata de decirles que se ubiquen en lugares donde no obstruyan”, refirió el representante del Ayuntamiento, quien aseguró que la mercancía decomisada les será devuelta a los propietarios, previo a una negociación.

Por José Martín

Gráficas Ademir Lozano Neri