Ciudad de México,- La ola de despidos anunciada en los últimos días podría llevar a una huelga del personal técnico dentro de las instalaciones de Televisa, donde los bajos niveles de rating y de ventas han provocado que las finanzas de la empresa se hundan cada vez más.

La compañía de Emilio Azcárraga Jean va dejando atrás sus años dorados y eso lo resienten todos los empleados. El más reciente golpe fue  la salida de productores como Mapat y Carlos Moreno, a quienes tras varias décadas de colaborar en la televisora, ya no se les renovó su exclusividad, por lo que ahora tendrán que abrirse paso en otras empresas.

Junto con ellos se van los técnicos que usaban para sus producciones y que, ante la realidad que los deja sin ingresos para sus familias, demandarían a Televisa por despido injustificado mientras los compañeros que aún quedan dentro plantearían la posibilidad de emplazar a huelga por la incertidumbre económica en la que quedan.

¿Usted qué opina?: