Boca del Río, Ver.- Afuera de las instalaciones del sindicato de Tamsa se hicieron de palabras grupos disidentes contra los que apoyan al líder Pascual Lagunes Ochoa.

Este domingo los trabajadores del Sindicato Nacional Unidad y Progreso (SNUP) fueron citados a una asamblea para revisar los salarios, sin embargo, una parte de ellos se opuso e impidió el paso.

Quienes sí querían entrar se empeñaron en que lo haría por la fuerza, de ser necesario, lo que acrecentó la tensión y motivó la llegada de las Policías local, Estatal y Naval, cuyos elementos contuvieron un enfrentamiento.