Puebla, Pue.- El supuesto conductor de Uber que la madrugada del domingo intentó secuestrar a una estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), en realidad era un delincuente que momentos antes había robado el vehículo y el celular del verdadero socio de la plataforma.

A través de un comunicado, Uber indicó que Luis Alberto “N”, el hombre que estaba dado de alta, presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado para informar que cerca de las 01:00 horas del domingo pasado, le robaron con lujo de violencia su automóvil y su celular.

El automóvil Dodge Attitude color gris, con placas de circulación UAV8834, fue usado para delinquir, pues durante esa misma madrugada el delincuente con ayuda de sus cómplices intentó secuestrar a una estudiante de la BUAP, a quien golpeó e incluso intentó asfixiar.

Lo anterior fue denunciado por la amiga de la víctima, cuya identidad no ha sido revelada por cuestiones de seguridad, a través de su perfil de Facebook. La joven explicó que su amiga dijo que, durante el trayecto, el conductor se detuvo con el pretexto de que la aplicación estaba fallando y en ese momento se subieron otros sujetos al auto.

La estudiante fue golpeada en la cara, estómago, costillas e incluso intentaron asfixiarla, lo que le provocó un esguince de segundo grado.

A pesar de que le advirtieron que se calmara o “te vamos a dar un tiro por aferrada”, la mujer nunca dejó de defenderse, por lo que los delincuentes finalmente optaron por dejarla tirada pero antes le robaron sus pertenencias.

Uber finalizó el comunicado asegurando que han estado en contacto con la joven afectada para investigar la situación.

“La experiencia que nos ha compartido es inaceptable y estamos listos para acercarle el soporte necesario y colaborar con las autoridades en el desarrollo de las investigaciones que determinen a los responsables de este terrible acto”.

Por Jorge Barrientos