Ciudad de México.- El cantante Rubén Albarrán –vocalista de Café Tacvba– desató la polémica por su discurso en el Senado, donde habló sobre la masculinidad tóxica y, fiel a su personalidad, no escatimó en groserías y representaciones teatrales.

“Respetuosos y empíricos saludos, hijos de la chingada. Por favor, no se ofendan. No lo tomen personal. Si bien me siento contento de estar aquí en el Senado, no es a ustedes, trabajadores de este recinto, a quienes me dirijo”, así comenzó su participación en el foro “Los costos de la masculinidad tóxica: retos y alternativas para la igualdad y el bienestar”.

“¿Cómo podemos negar que nuestro padre fue violador, golpeador, drogadicto; nuestra madre, la chingada, violada, golpeada y sumisa? Y nosotros, los hijos de la chingada, los chicuarotes, los niños de la calle, niños sin sentir amor despreciando el calor de la sabiduría de nuestra vejada y menospreciada madre a manos de nuestro ausente lejano e indiferente padre”, expresó el cantante.

Un fragmento del discurso fue compartido por el senador panista Julen Rementería, quien reprochó que Morena no se conforme con el circo diario del presidente Andrés Manuel López Obrador, sino que además lleve “payasadas” al Senado.

Vanguardia de Veracruz te trae el discurso completo: