Nuestras Redes

Columnistas

Rubio Zataray, precursor del municipio

Publicado

-

Uno de los iniciadores del movimiento de emancipación política de Poza Rica fue Agustín Rubio Zataray, nacido en Tequila, Jalisco, el 4 de mayo de 1911. Era corpulento y cabal en el trato, por lo que fue designado comandante de policía, cargo en el que duró cinco años.

Buscando mejor destino, consiguió trabajo como jefe de Recaudación de Rentas en Llera, Tamps., en el año de 1938, mediante la intervención de su cuñado. Se prendó de una vecina llamada Paula Ruiz Acuña, con quien sin mucho pensarlo formó su hogar en 1940. Urgido de mayor prosperidad se fue con su pareja a Mexicali, instaló una pequeña tienda de abarrotes y trabajó en la pizca del algodón, con lo que obtenía algunos ingresos adicionales.

Puso una panadería con uno de sus hermanos. La situación parecía mejorar, pero en 1943, una inundación arrasó la ciudad fronteriza. Agustín salió rumbo a la capital del país llevando consigo a su esposa y su hija Olivia.

Ahí se entrevistó con su cuñado y protector, cercano colaborador del Ing. Marte R. Gómez, secretario de Agricultura en el gabinete del presidente Manuel Ávila Camacho. Agustín recibió el nombramiento de vigilante forestal.

En una visita a un familiar en Tampico, Tamps., escuchó maravillas sobre el campo petrolero de Poza Rica. Decidió probar fortuna en 1944. Entró de eventual a laborar en Pemex como carpintero. Con la vida sonriéndole discretamente fue al Distrito Federal por su esposa y su hija. Alquilaron una casa de madera en la colonia Lázaro Cárdenas, donde nació María de los Ángeles en 1947.

Cuando se acercó la fecha de un nuevo parto, doña Paulita fue a Llera donde dio a luz a Gilberto, su tercer vástago. Regresaron a una cuartería de madera en la calle Libertad No. 5, de Poza de Cuero, casi esquina con Sarabia, cerca del arroyo del Maíz. Al otro lado estaba el cementerio y la zona de tolerancia.

Agustín, acicateado por la necesidad instaló un puesto de raspados y aguas frescas en el área de la vía (o kilómetro 52 del trenecito Cobos-Furbero), que atendía después de su jornada como obrero.  En casa, su esposa Paulita preparaba los jarabes y una muchachita de nombre Amalia Hernández Villegas ayudaba a despachar.

Sus hijos Carlos, Graciela, Agustín, Leticia y Víctor aquí nacieron. Los gastos del hogar se multiplicaban, así que Agustín aceptó la comandancia de policía en la congregación de Poza de Cuero por algunos meses. Era un oficio conocido. De vez en cuando Pemex lo contrataba por 28 o 90 días.

Por cosas del destino, el 4 de septiembre de 1950 un incendio originado en la carbonería de doña Tirsa Silva, ubicada en avenida Independencia, se propagó hasta el área de la vía. Cuatro horas tardaron los bomberos luchando contra las llamas. El puesto de Agustín quedó convertido en cenizas al igual que muchos otros.

Los días siguientes, los comerciantes afectados se pasaron lamentando el desastre; fue entonces cuando Agustín, propuso entrevistar a las autoridades de Coatzintla, de donde retornaron abatidos pues no encontraron el apoyo que tanto urgía.

Con los ánimos exasperados continuaron las tareas para rehabilitar el área. No había ingresos y reconstruir significaba hacer gastos imprevistos. Los comerciantes y vecinos consideraron una injusticia dejar en el abandono a los damnificados. No hubo apoyo para las tareas de reconstrucción.

Así que el día 22, las víctimas del incendio organizaron el Comité Pro-Pueblo que presidió Rubio Zataray, respaldado por Pedro Constantino (estudio fotográfico Hollywood), el Dr. Francisco Alvarado Calleja (Maternidad y farmacia Teresita), Luis Calleja Galicia (Molino de nixtamal y planta de luz), y Juan de Dios Hernández (Botica La Veracruzana).

Si las autoridades no los apoyaban a pesar de estar pagando impuestos, qué caso tenía pertenecer a Coatzintla, fue el sentir de comerciantes y no comerciantes. Afloraba la intención de luchar por el municipio libre de Poza de Cuero.

Salió a relucir que Poza de Cuero como antigua congregación de perfiles totonacas, contaba con Fundo Legal, oficina de Correos y de Telégrafos, área comercial, dos cementerios, dos escuelas primarias, un ejido, el salón Esperanza, oficina de Hacienda del Estado y una población numerosa dedicada al cultivo del maíz, plátano, tabaco, café y a la ganadería. Los cuatreros aprovechaban la carne y tiraban los cueros a una poza, a la altura de la hoy calle Juárez.

En Poza Rica, congregación distante tan solo 4 kilómetros pero de vertiginoso desarrollo, los grupos políticos permanecieron a la expectativa, con una sutil actitud de escepticismo.

Los integrantes del Comité Pro-Pueblo decidieron trasladarse a la ciudad de México para entrevistarse con don Adolfo Ruiz Cortines, ex gobernador del estado, y a la sazón secretario de Gobernación en el gabinete del presidente Miguel Alemán.

El oficial mayor era el tuxpeño, Enrique Rodríguez Cano, que en 1945 había sido diputado de la Legislatura del estado representando al distrito electoral con cabecera en Papantla, que incluía el municipio de Coatzintla. La entrevista se celebró el 28 de octubre de 1950.

En principio, tanto Rodríguez Cano como don Adolfo, se opusieron a segregarle a Coatzintla la congregación de Poza de Cuero, pues constituía una importante fuente de ingresos. Los promotores, entonces, decidieron consultar el problema con el gobernador del estado. Fueron a Xalapa y se entrevistaron con éste después de una tediosa espera.

Marco Antonio Muñoz, al enterarse del problema no opuso objeción, aunque decidió consultarlo con el presidente de la república y les ofreció que antes de un mes tendrían la respuesta.

De nueva cuenta en Poza de Cuero, Agustín informó a sus compañeros de infortunio y a los vecinos los pormenores de su gestión. A algunos les pareció que se había extralimitado, y que una lucha política de esa magnitud estaba amagada por el fracaso.

Varios trataron de disuadirlo aduciendo que ponía en riesgo su vida; unos emisarios de Coatzintla trataron de amedrentarlo, pero el bragado tequilense de 1.70 de estatura, 90 kilos de peso y diestro en el manejo de armas de fuego, no conocía el miedo ni le temblaban las corvas.

Mientras tanto, los campesinos del ejido Lázaro Cárdenas aprovecharon esa coyuntura para reclamar la zona donde estaba asentada el área comercial siniestrada, que les dotaba la resolución presidencial del 28 de diciembre de 1929.

Hasta que el día 15 de febrero de 1951, el gobierno del estado encaró el problema en una reunión celebrada en el salón de actos de la escuela Art. 123 María Enriqueta, presidida por el señor Francisco García Rodríguez, subsecretario de gobierno, con la presencia de los integrantes del Comité Pro-Pueblo y los ejidatarios. Ambas partes fueron atendidas en sus respectivas peticiones y los trabajos se desarrollaron de manera conciliatoria.

Intervinieron también en las pláticas, el ingeniero Pablo Hernández, delegado del departamento agrario de Xalapa, el ingeniero José Rangel Esquivel del departamento agrario de Tuxpan, diputado Silverio R. Alvarado, Ricardo Hernández diputado papanteco, Pedro López Meléndez, jefe de zona ejidal, y los representantes ejidales: Leopoldo González y Pompeyo Ángeles, presidente y secretario; Sabino Salas Chávez, presidente municipal de Coatzintla,  Gabriel César Trejo, agente municipal de Poza Rica, y otras personalidades.

La sección 30 del STPRM celebró una asamblea general la noche del 19 de abril, donde hicieron uso de la palabra los trabajadores Edmundo F. Rivera, que propuso crear el comité pro municipio libre de Poza Rica. Apoyaron la propuesta Raúl Crespo Rivera, Sinecio Patiño, Isidoro del Valle, Raymundo Sagahón, Rufino Mercado, Esteban Hernández Cruz, Jesús Gutiérrez y el presidente de los debates Melitón Aguilar Muñoz. Finalmente, los puntos resolutivos fueron: crear el municipio libre de Poza Rica y organizar un mitin de protesta contra las autoridades de Coatzintla.

Las gestiones de los luchadores de Poza de Cuero habían atraído la atención del gobernador, de la Secretaría de Gobernación y del director de Pemex Antonio J. Bermúdez. A través del sindicato petrolero y la empresa descentralizada se sumaban gustosos, pero con la cabecera municipal en Poza Rica.

La consulta del gobernador con el presidente fue exitosa, pero le encomendó al director de Pemex un estudio de factibilidad  por tratarse de un centro petrolero,

El superintendente Jaime J. Merino determinó que el municipio libre era viable teniendo como cabecera el centro petrolero de Poza Rica, y de inmediato comisionó a  Raúl Crespo Rivera y Héctor Dorbeker, para que el 9 de mayo visitaran a don Agustín Rubio y demás integrantes del movimiento de autonomía, para informarles la coincidencia en los propósitos y la conveniencia de integrar el comité pro municipio libre de Poza Rica. Fueron integrados los pioneros del kilómetro 52.

El Comité Pro Municipio Libre de Poza Rica lo integraron: presidente, Arturo Barragán Ponce; José G. Flores, vicepresidente; secretario Raúl Crespo Rivera, vicesecretario, Agustín Rubio Zataray; tesorero Dr. Juan Alvarado Calleja; vicetesorero Edmundo F. Rivera, secretario de prensa y propaganda, Teodoro Tapia Martínez. El 20 de noviembre de 1951 fue instalado el ayuntamiento de Poza Rica de Hidalgo, Ver.

Reporte o denuncia?

Reportalo a Vanguardia. espacio habilitado para satisfacción de todos y cada uno de nuestros seguidores.
Por Whatsapp: Whatsapp
Formulario: Escribenos
Advertisement
Comentar

¿Usted qué opina?:

Columnistas

FRANCISCO LIRA LARA. Piedra angular del municipio.

Publicado

-

En el pintoresco puerto de Alvarado, Ver., el matrimonio formado por Lucio Lira Martínez y Andrea Lara Leal procreó 7 hijos: Heriberto, Lucio, Francisco, Manuela, Andrea, Isabel y Lucía. El tercero, Francisco, nació un 19 de abril de 1911. Estudió los primeros años de instrucción primaria en la escuela Cantonal.

Buscando una mejor preparación para su hijo lo envió a la capital veracruzana para que concluyera su instrucción primaria. Alquiló una casa frente al que habría de ser el centro de estudios de su hijo. Francisco egresó de la preparatoria Juárez en 1930, y después estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana hasta el tercer año.

Por gestiones de su padre, connotado librepensador, Francisco consiguió empleo en las oficinas de gobierno. En el ambiente burocrático transcurrió un tramo importante de su vida. Fue directivo de la Liga Jalapeña de Basquetbol y secretario de la Federación Estatal; además, presidente de la Liga de Beisbol de Xalapa.

El 14 de septiembre de 1938, el gobernador Miguel Alemán lo nombró procurador del Trabajo, adscrito al Departamento de Trabajo.

De 1940 a 1944, el estado de Veracruz tuvo tres gobernadores, Jorge Cerdán electo constitucionalmente, y los provisionales: Edgardo José Luengas y Miguel Aguillón Guzmán. Cuando tomó posesión el gobernador  Jorge Cerdán lo ratificó en el cargo, con fecha 1 de enero de 1941

Francisco Lira Lara se desempeñaba como auxiliar de la Junta Central de Conciliación y Arbitraje en 1941, era un empleado capaz, puntual, honorable y respetuoso.

Como el 13 de mayo de 1942 fue hundido el barco-tanque petrolero “Potrero del Llano” en las inmediaciones de Miami, Florida, presumiblemente por un submarino japonés, y el día 20 el buque-tanque “Faja de Oro” que había partido de Nueva York con rumbo a Tampico, el presidente de la república general Manuel Ávila Camacho declaró la guerra a los países del Eje (Alemania-Italia-Japón), el 28 de mayo de 1942. Se organizó el ejército de Reserva con voluntarios que se aprestaron a recibir instrucción militar.

Francisco se alistó en las filas, y el 20 de noviembre de 1942 recibió el nombramiento de subteniente en el 6º Batallón Militarizado de Xalapa.

Cuando llegó el momento de renovar los poderes municipales ocupó el cargo de síndico segundo del ayuntamiento de Xalapa,  para el período 1942-44.

Francisco contrajo matrimonio pero se truncó por la muerte de su esposa que lo dejó sólo, sin hijos, y el recuerdo de apenas unos cuantos meses de vida hogareña.

Cumplido ciudadano y hombre honorable, Francisco era pulcro en su atuendo y reflejaba en el rostro la bondad que siempre lo caracterizó. Por eso no es extraño que muy pronto haya entablado amistad con una guapa compañera de labores en el ayuntamiento, de nombre María Isabel Silva Guerrero, de 17 años, originaria de la ciudad de las flores, también llamada la Atenas veracruzana.

Contrajeron matrimonio en 1943. A los 32 años de edad formó su nuevo hogar que habría  de durar toda la vida.

El gobernador Adolfo Ruiz Cortines (1944-48) lo designó, el 5 de enero de 1945, auxiliar de la Junta Central de Conciliación y Arbitraje del Estado.

El 10 de febrero de 1951, el gobernador Muñoz Turnbul, su condiscípulo en la Facultad de Derecho, le confirió la responsabilidad de presidir el Consejo Municipal de Jalacingo durante algunos meses, hasta que recibió instrucciones del secretario de gobierno Lic. Eduardo Lucio, mediante el oficio de fecha 13 de noviembre, ordenándole separarse del cargo por haberle sido conferida nueva comisión.

Y es que al decretar la Legislatura del Estado la creación del municipio No. 198 en Poza Rica de Hidalgo (que originalmente iba a llamarse de Cárdenas), el 13 de noviembre de 1951, Marco Antonio Muñoz quiso aprovechar la experiencia de Francisco Lira Lara y le encomendó esta nueva responsabilidad, que homologaba el cargo, según nombramiento expedido esa misma fecha.

El último agente municipal de la congregación de Poza Rica, en 1951, fue el profesor Gabriel César Trejo Ferral, de extracción sindical petrolera, y periodista. Su oficina fue una amplia caseta de las de Perforación colocada sobre la hoy avenida Heriberto Kehoe, casi frente a la puerta No. 1 del mercado Poza Rica. Otra caseta contigua servía de cárcel. En Coatzintla, la cabecera municipal despachaba el presidente Sr. Sabino Salas Chávez.

Durante su gestión fue tarea primordial dar estructura y asignar funciones a sus colaboradores, por áreas, a fin de estar en posibilidades de atender los servicios públicos, así como estructurar las demás dependencias del ayuntamiento. Se establecieron otras oficinas del gobierno del estado como Salubridad y Educación.

Pero un consejo municipal, y sobre todo si se trata del primero, no podía hacer frente a todas las carencias. Lira Lara sabía que el erario no alcanzaba para la realización de la obra pública requerida, por ello consideró que lo primordial era fincar las bases administrativas, es decir, establecer una buena organización para que las autoridades subsecuentes encontraran planteado el funcionamiento de las oficinas.

Reclutó empleados experimentados provenientes de las oficinas municipales y estatales establecidas en Papantla, cabecera de distrito, lo cual facilitó grandemente las tareas.

El 9 de marzo de 1952 al señor presidente del consejo municipal le tocó coronar a la reina del carnaval de Poza Rica, la señorita Esperanza Castañón, en un baile celebrado en la calle 14 de diciembre de la colonia Obrera. Integraron la corte de honor Lupita, Clarita y Anselma de Lojo.

Y la noche del 15 de septiembre, don Francisco dio el primer grito de Independencia en el nuevo municipio de Poza Rica. En sus manos ondeó la bandera de la patria y se vitoreó a los héroes que lucharon por la libertad, frente a una escenografía que era la réplica de la  parroquia del cura Miguel Hidalgo en el pueblo de Dolores, Gto. Al día siguiente, la nutrida parada cívico-militar lució mucho ante el público regocijado y henchido de patriotismo.

Al celebrarse las elecciones para designar al primer ayuntamiento municipal constitucional, la ciudadanía eligió por voto directo al líder petrolero Raúl Lara Mendoza, quien tomó posesión como presidente municipal el 1 de diciembre de 1952. Una vez concluida su gestión, el 30 de noviembre de 1952, Francisco Lira Lara se quedó a radicar en Poza Rica.

El gobernador Marco Antonio Muñoz le asignó entonces el cargo de presidente de la Junta Municipal de Conciliación y Arbitraje, que desempeñó impecablemente a partir del 15 de diciembre de 1952, por cuyo motivo, en 1956, el nuevo gobernador del estado, Lic. Antonio M. Quirasco, lo ratificó. Fungió como secretario el joven Efraín Santes Valencia.

Detuvo su camino por el mundo el 1 de noviembre de 1988, víctima de un ataque al miocardio, y bajó a la tumba en el panteón de la Santísima Trinidad de esta ciudad, acompañado de un nutrido cortejo.

La biblioteca pública ubicada en el parque Benito Juárez, frente al nuevo palacio municipal lleva su nombre. Es la más grande y mejor equipada de la ciudad.

Su familia decidió quedarse a radicar aquí. Sus hijas son maestras. En esta ciudad son muy estimadas y respetadas; los amigos de Don Panchito lo siguen recordando como funcionario diligente, talentoso y eficiente.

Don Francisco Lira Lara fue un hombre que supo ganar afectos y reconocimiento a base de trabajo, honradez y bondad. Fue un caballero ejemplar. Su esposa, por razones de salud y prescripción médica radica actualmente en la ciudad de Xalapa, Ver.

Reporte o denuncia?

Reportalo a Vanguardia. espacio habilitado para satisfacción de todos y cada uno de nuestros seguidores.
Por Whatsapp: Whatsapp
Formulario: Escribenos
Continuar Leyendo

Columnistas

Parlamento Veracruz. Presupuesto responsable

Publicado

-

La voluntad política, por tratarse de un abstracto en el fuero interno de los seres humanos, es difícil de medir por sí misma. Sólo queda medir su reflejo en el mundo exterior, sus consecuencias, la forma como se transmite de la convicción a la conducta, la acción o la omisión.

Y una buena manera –no la única- de medir la voluntad política de un gobierno, es el dinero. En qué se gasta, cuánto se gasta, en qué se ahorra, cuánto se ahorra.

Así, pocas decisiones y pocos documentos dibujan mejor de cuerpo entero a un régimen que su presupuesto.

Ya en una entrega anterior comenté mi satisfacción porque el Poder Legislativo había propuesto para el 2021 un presupuesto para sí mismo que es, nominalmente, 50 mdp menor en comparación con el que estamos ejerciendo en 2020. Digo nominalmente, porque si aplicamos en términos reales la inflación, el recorte es un poco mayor.

Ahora, la Secretaría de Finanzas y Planeación envió al Congreso un proyecto de presupuesto del estado que refleja una clara voluntad política del gobernador Cuitláhuac García Jiménez de pasar a la historia como un mandatario responsable, consciente del momento crucial en que le tocó gobernar Veracruz y decidido a caminar por la calle, con la frente en alto, el 1 de diciembre de 2024.

Nos toca a las diputadas y los diputados analizar minuciosamente este proyecto de presupuesto, pero lo que hemos podido ver es revelador.

Me explico: cortar dinero no tiene chiste. Recortar gasto es muy fácil, porque sólo se requiere una calculadora unas hojas de papel y lápiz. Gastar dinero a diestra y siniestra también está fácil: sólo hace falta endeudarse hasta el cuello y comprometer los recursos públicos de los próximos años y décadas.

Lo muy difícil es hacer lo que se propone Sefiplan: limitar el gasto sin empeñar la viabilidad futura de las finanzas del estado, sin descobijar áreas esenciales, como la salud, la educación y las obras de infraestructura.

Por eso, el presupuesto responsable habla mucho de la voluntad política del gobernador Cuitláhuac García Jiménez y nos transmite el mensaje de tranquilidad, a propios y extraños, de que nuestro estado se encuentra administrado de manera responsable, sensata, con agenda política, pero no electoral.

En suma: es una muestra más de que la transformación de Veracruz es en serio.

Reporte o denuncia?

Reportalo a Vanguardia. espacio habilitado para satisfacción de todos y cada uno de nuestros seguidores.
Por Whatsapp: Whatsapp
Formulario: Escribenos
Continuar Leyendo

Columnistas

De los Ángeles a los Demonios. Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer

Publicado

-

El 25 de noviembre de cada año, se conmemora el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, con el objetivo de visibilizar y denunciar la violencia que se ejerce en contra de las mujeres a nivel mundial, contribuyendo de esta manera a que los países diseñen e implementen políticas públicas orientadas a su erradicación.

La adopción de este día internacional se remonta a diciembre de 1999, cuando en asamblea general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a través de la resolución A/RES/54/134, se adoptó tal fecha con el propósito de sumar esfuerzos y concientizar a la población mundial sobre este grave problema.

De manera extraoficial, los orígenes de la conmemoración se remontan a julio de 1981, año en que se celebró el primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, en Bogotá, Colombia, donde miles de mujeres se reunieron para denunciar diferentes tipos de violencia en razón de género.

Asimismo, propusieron que se estableciera esta fecha como día de la eliminación de la violencia contra la mujer en homenaje a las hermanas Mirabal, tres activistas dominicanas, opositoras a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, quienes fueron asesinadas por el Servicio de Inteligencia Militar dominicano el 25 de noviembre de 1960, razón por la cual su historia y apellido se han convertido en símbolo mundial de la lucha femenina en contra de la violencia.

Naciones Unidas define a este tipo de violencia como todo acto de agresión basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si estas son producidas en la vida pública como en la esfera privada.

Todas las mujeres, en todas las regiones del mundo se encuentran expuestas a sufrir este tipo de violencia, la cual puede ser cometida en el seno familiar, en la comunidad o por el Estado y puede clasificarse en: patrimonial, económica, laboral, institucional, política, psicológica, física, sexual o simbólica, cibernética e incluso, puede llegar a convertirse en violencia feminicida.

De acuerdo con Naciones Unidas, a nivel mundial el 35 por ciento de las mujeres ha experimentado alguna vez violencia física o sexual por parte de una pareja íntima, o violencia sexual perpetrada por una persona distinta de su pareja, datos que no incluyen el acoso, sin embargo, este organismo señala que la proporción puede llegar al 70 por ciento; lamentablemente, menos del 40 por ciento de las mujeres que sufren violencia buscan algún tipo de ayuda.

En el caso de nuestro país se señala que, seis de cada diez personas del género femenino han enfrentado al menos un incidente de violencia, 41.3 por ciento ha sido víctima de violencia sexual, mientras que el 43.9 por ciento ha sufrido agresiones por parte de su pareja; desgraciadamente nueve mujeres son asesinadas diariamente.

Lamentablemente, las estadísticas han aumentado durante la pandemia, toda vez que, la restricción de movimiento y la inseguridad económica han elevado la vulnerabilidad de las mujeres en todo el mundo, acentuando la violencia de género y dejando al descubierto las inequidades existentes.

Los derechos de las mujeres y niñas deben garantizarse en toda circunstancia y en todo lugar, con especial énfasis, en situaciones como la que enfrentamos actualmente derivado de la pandemia por COVID-19; las actitudes machistas deben identificarse como el primer signo de alerta.

La violencia no debe normalizarse, debe denunciarse, tanto los Estados como las instituciones privadas, la academia y la sociedad en general, debemos comprometernos y sumar esfuerzos para lograr prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia que sufren millones de mujeres y niñas diariamente alrededor del mundo.

Reporte o denuncia?

Reportalo a Vanguardia. espacio habilitado para satisfacción de todos y cada uno de nuestros seguidores.
Por Whatsapp: Whatsapp
Formulario: Escribenos
Continuar Leyendo

Diario Digital

Tendencia