Washington.- Durante los últimos cuatro meses, Diócesis Católicas en Estados Unidos, se han dado a la tarea de publicar los nombres de más de mil sacerdotes y otras personas acusadas de abuso sexual en contra de menores.

Cerca de 50 Diócesis y órdenes religiosas han comprobado públicamente a sacerdotes que abusaron de menores tras el reporte de Pensilvania en agosto y otras 55 más anunciaron que harán lo mismo en este 2019.

El presidente de la junta de Red Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes (SNAP), Joe McLean expuso, “la gente vio lo sucedido en esas parroquias en Pensilvania y dijo, “eso también paso en mi parroquia” pudieron ver la relación y existe la misma responsabilidad”.