Asunción, Paraguay.- Un hombre de origen brasileño, estudiante de Medicina en Paraguay, se sacó los dos ojos afuera de una capilla, frente a varias personas que llamaron a los paramédicos; supuestamente se sentía decepcionado amorosamente.

 

Ugo Leonardo, de 34 años, se desnudó en pleno barrio Juan E. O’Leary e intentó arrancarse los genitales. Al fracasar, se arrodilló, levantó las manos al cielo y se sacó el ojo izquierdo con todo y nervio óptico; antes de que los testigos pudieran detenerlo, se extirpó con sus propias manos el ojo derecho.

 

“Se notaba que no estaba ubicado en tiempo y espacio, no tenía aliento a alcohol. Ni se dio cuenta de lo que acababa de hacer, él creía que estaba haciendo compras ya que ni cuenta se dio que no podía ver”, narró uno de los bomberos que atendieron la emergencia.

Por su parte, el médico Federico Schrodel indicó que Ugo “no parecía reaccionar ante el dolor”, además, sus compañeros declararon que es muy religioso y que estaba muy triste porque recientemente había terminado una relación sentimental.