Poza Rica, Ver.- Al no tener comunicación y apoyo del encargado del relleno sanitario de este municipio, trabajadores de la pepena denunciaron las amenazas y agresiones físicas que sufrieron por parte de gente que labora durante la noche en el lugar.

Isabel Cortez Aldana, representante del sindicato de pepenadores adheridos a la CTM, manifestó que los horarios de la separación de la basura y supuestos cobros a la gente han derivado en serios problemas con una persona que identifica como “El Chilango”, de oficio pepenador; en dos ocasiones sus compañeros y ella han sido agredidos y amenazados.

“El 21 de junio la persona a la que le dicen “El Chilango” entró y agredió a mi gente, nosotros ya no nos dejamos y se le fueron encima golpeándolo, no es la primera vez que entra con varias personas para amenazarnos, pues dice que él tiene paro con “gente” y nos la va a echar, ¡la verdad no se vale que haga eso!”.

La representante explicó que desde 2017 iniciaron los trámites para regularizar a 32 trabajadores de la pepena, en ese momento invitó a “El Chilango” y a su gente para regularizarse, obteniendo una negativa pues prefería trabajar sin agregarse.

“Él me está levantando falsos, no es como dice que pido cuotas de 100 pesos por semana, aquí traigo los documentos que me acreditan, y si alguna vez pedí dinero fue cuando estábamos formando el sindicato, nos salió en 22 mil pesos, $12 mil el trámite con el sindicato y 10 mil del abogado”.

De igual forma pidió que el sindicato sea respetado por la gente que no está regularizada, “ellos cubren el turno de la noche, son como 50 pero sólo trabajan 20, el resto únicamente hacen desastres y se ponen a fumar sabiendo el peligro que representa hacerlo allá arriba”.

Tras haber sido agredidos en dos ocasiones, Cortez Aldana responsabilizó a “El Chilango” y a su gente si algo les llegara a pasar, “él ya me ha amenazado varias veces, y si algo me pasa a mí o a mi gente él es el responsable, ya andamos temerosos en el relleno”.

SIN COMUNICACIÓN Y APOYO DEL ENCARGADO

También explicó que el actual responsable del relleno sanitario, a quien sólo conocen como “El Arquitecto”, desde hace un año que asumió el cargo no tiene contacto con los pepenadores.

“El arquitecto que está ahorita no tiene ningún trato con nosotros, estamos agradecidos porque nos está dejando trabajar, pero no se da cuenta de los problemas que hay arriba del relleno, por más que quiero acercarme a él y pedirle de favor que vaya y hable con los de la noche para que no entren a fumar, no se puede”.

Por Adriana Ramírez