Coatzacoalcos, Ver.- Ya son 30 personas las que han perdido la vida, como resultado del incendio en el bar El Caballo Blanco ocurrido el pasado martes 27 de agosto, donde al momento del ataque se dijo eran 20 personas y al paso de los días ha ido incrementado la cifra.

Después de esa fatídica noche, ha sido un peregrinar de familiares de las víctimas para que los atiendan y empiezan ahora otros problemas, señalando que denunciarán graves violaciones ante la Comisión Nacional y la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, por violación a los derechos de las víctimas y sus familias.

La Comisión Estatal de Atención a Víctimas no ha atendido a todos los afectados o al menos el respaldo no ha sido suficiente, por lo que existe la posibilidad de luchar por una indemnización a las familias afectadas, ya que varias de las personas que ahí laboraban eran el sustento para el hogar.

Alan Domínguez Muñoz, defensor independiente de los Derechos Humanos dijo que Veracruz atraviesa por una situación crítica en materia de la defensa de los derechos humanos, pues dijo que las quejas referidas a la seguridad y la justicia, son las áreas donde las personas denuncian mayores afectaciones a sus derechos humanos.

Por Gregorio Antonio