Ciudad de México.- Se producirá un boquete económico en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, si se baja el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), a los combustibles y se da reversa al gasolinazo y por efecto, no podría cumplir con los programas sociales que prometió, aseguró el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.

Según el funcionario federal, se optó por esta “decisión extrema, que fue tan controvertida”, ya que de no liberar el precio de la gasolina, la calificación crediticia del país se hubiese puesto en duda.

Por lo que sería un error cancelar el fracking, mismo que es utilizado para aumentar la extracción de hidrocarburos y petróleo del suelo, sería un regalo para Texas, ya que con la salida de México, el mercadeo se les quedaría por completo.

¿Usted qué opina?: