Ciudad de México.- Para 2019, el Senado trabajará con tres mil 940 millones de pesos, equivalente al 20 por ciento menos del presupuesto utilizado en 2018; al menos esa fue la solicitud que hizo al Ejecutivo federal.

Ahora que pidieron menos recursos, la inversión en infraestructura interna fue la más castigada, ya que el tijeretazo fue de 79.2 por ciento pues en lugar de recibir cinco millones 600 mil pesos buscan percibir apenas un millón 160 mil pesos.

Los demás rubros van en concordancia con el porcentaje general: la partida de servicios generales tendrá un 22.2 por ciento menos; servicios personales, 19.3 por ciento menos; y en materiales y suministros sólo se disminuirán un 2.2 por ciento.

¿Usted qué opina?: