Cancún, Q. Roo.- Un turista originario de la Ciudad de México, de 84 años, fue rescatado por salvavidas de la casa de hospedaje, después de ser arrastrado por el fuerte oleaje que lo internó mar adentro, al no tomar las medidas de seguridad y las recomendaciones de los rescatistas.

Después de varios minutos de maniobras por salvarle la vida, lograron sacarlo aún con vida y de inmediato se solicitó a los paramédicos y arribó personal de la empresa RIM, que lo trasladaron de emergencia al Instituto Mexicano del seguro Social de la Coba, en donde solo lo declararon muerto.

Esto sucedió en el kilómetro 8.5 de la zona hotelera en la zona de playas de la casa de huéspedes, cuando ingresó la llamada de auxilio al número de emergencias 911.

Hay que destacar el esfuerzo de los paramédicos comprometidos con su labor social, le dieron todo el trayecto al nosocomio Reanimación Cardiopulmonar ya que el pulso lo traía muy bajo y estaba a punto de entrar en paro.

Se sabe que el paciente era acompañado por un amigo que se identificó con el personal médico como doctor y cuestionó la labor del personal, indicando que no fue la adecuada para tratar la emergencia y que lo dejaron morir en la sala de choque, ya que ni un dedo movieron para salvarle la vida.

Autoridades ministeriales ya se encuentran realizando las investigaciones necesarias sobre este caso.

Por Martín Ibáñez