Las utilidades reales de Shell son de hasta el 10 por ciento, indicó la empresa en un comunicado luego de que la secretaria de Energía Rocío Nahle la señalara como la más “carera”.

La compañía explicó que los precios que ofrece son consistentes con su oferta de valor y que están compuestos por el costo de la molécula, logística y distribución que representa entre 60 y 65 por ciento, los impuestos en 25 o 30 por ciento, mientras que el margen de utilidad asciende hasta 10 por ciento.

“En los estados en los que operamos y donde ocupamos sitios óptimos para atender a nuestros clientes, mantenemos una posición competitiva que se evidencia al analizar las diferencias en el precio de venta al público, las cuales son muy reducidas”, precisa el texto.

Ayer por la mañana, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés López Obrador, Nahle presentó una tabla en la que citaba a las estaciones de gasolina que vendían más barato y las más caras; Shell encabezaba esta última lista.