Tuxpan, Ver.- Habitantes de la comunidad Higueral, en compañía de su agente municipal, impidieron que se reanuden los trabajos de la empresa Mota Engil en el puente Juana Moza, del tramo de la autopista Tuxpan-Tampico, que corresponde a la señalada comunidad, debido a que la empresa ha incumplido con las minutas de acuerdos donde se comprometían a desazolvar el río Tuxpan, retirar los terraplenes y desazolvar el estero Juana Moza, trabajos que se debieron iniciar en el mes de febrero.

La empresa, después de tantos meses comenzó a realizar otros trabajos que no estaban pactados, así como la construcción del puente Juana Moza, sin embargo, el incumplimiento de los primeros trabajos que permitirían que en tiempo de lluvias el agua corriera de forma natural hacia el río y no se inundaran las comunidades, los han dejado hasta el final, justo cuando está por concluir la sequía.

La preocupación de los habitantes de esa y otras  nueve comunidades aledañas, sigue siendo la temporada de lluvias, pues al estar azolvados y taponados los drenes y esteros, el agua afectaría sus viviendas, al quedarse estancada y no correr con salida al río.

La agente municipal de Higueral, Mará de los Ángeles Padilla, indicó que no permitirán que los trabajadores continúen laborando, hasta que no se reúnan nuevamente con representantes de la empresa y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), para llegar a nuevos acuerdos que la empresa esté dispuesta a cumplir, pues entienden que urge la construcción del tramo faltante, pero se requiere que primero tengan la seguridad de que no resultarán afectados tras las lluvias.

Luego de varios minutos de diálogo entre los trabajadores y representantes de la empresa Mota Engil, con los habitantes de la comunidad y su agente municipal, arribó hasta el tramo en construcción un ingeniero de dicha constructora de nombre Fidel Candiotti, quien de forma prepotente amenazó a los inconformes y dejó en claro que los trabajos se reanudarían, aunque se pasara por encima de los mismos habitantes, dejando en claro la postura de la empresa, así como su poca disposición y falta de compromiso para trabajar sin crear afectaciones a los lugareños.

En lo que respecta al puente Tuxpan II, los vecinos de la comunidad han permitido que los trabajos concluyan, para que, en lo posible se retiren los terraplenes que se acaban de construir para facilitar la colocación de las trabes de la estructura.