Poza Rica, Ver.- Este lunes, un grupo de taxistas revelaron que acudieron a emplacar sus unidades a las oficinas de Hacienda del Estado y lamentablemente les exigieron 3 mil pesos para poder realizar el trámite; de no entregarlos, les pidieron que regresaran después.

En este sentido, han sido varias las quejas que hay en contra de la titular y su grupo de colaboradores, ya que han sido vinculados al cobro de dinero por los trámites sin que hasta el momento personal de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) tome cartas en el asunto.

Por muy increíble que parezca, las raterías en Hacienda se han vuelto el pan de cada día y algo de lo más normal entre los contribuyentes, ya que a pesar de que se quejan, nunca pasa nada.

La red de complicidades es inmensa y si bien es cierto que el tema ya no es novedad pues hay infinidad de quejas contra esta servidora pública, ahora se le vincula con José Antonio Fajardo López, quien es el encargado de realizar trámites que tienen que ver con Transporte Público; dicho sujeto tiene, al igual que la administradora Leobarda González Cárcamo, ranchos y propiedades y han logrado amasar grandes cantidades de dinero, aunque simulan no tener dichos bienes.

Tan segura de robar a los contribuyentes se siente la jefa de esa oficina, que incluso de manera reciente se le vio en el sepelio de un familiar de José Luis Lima Franco, titular de la Sefiplan en el estado.

Algunos que no congenian con las ideas de la contadora se han dado a la tarea de revelar sus más íntimos secretos y su modus operandi dentro de esa oficina, por lo que ha arremetido contra estos.

Pero, por si esto no fuera suficiente, este medio logró saber que el momento más grave de la carrera de Irene Imelda ha llegado, pues se encuentra denunciada ante la Fiscalía especializada en delitos contra mujeres, niños, niñas y trata de personas por el delito de acoso y hostigamiento laboral contra trabajadoras quienes están hartas del trato que reciben; dicen, es muy arrogante.

Aunque la queja de los taxistas se suma a las que ya existen, lo más probable es que la enviada de la llamada Cuarta Transformación no sea sancionada y mucho menos quitada del cargo debido a que el titular de Sefiplan, fue su alumno. ¡Ver para creer!