Nepal.- Un alpinista británico y otro irlandés murieron en el Monte Everest, lo que eleva a 10 las víctimas mortales esta temporada en el pico más alto del mundo.

“Un montañero británico llegó a la cima esta mañana, pero se desmayó y murió solo 150 metros más abajo”, afirmó Murari Sharma de la Expedición Everest Parivar. Se trata de Robin Fisher de 44 años.

Otro organizador de escaladas confirmó en su página de Facebook la muerte de un irlandés, de 56 años, en el flanco tibetano de la montaña.

Esta semana han muerto también un alpinista estadounidense, un austríaco, un nepalés y cuatro indios. Un irlandés está desaparecido y dado por muerto tras caer cuando se encontraba cerca de la cima.

Cabe mencionar que al menos cuatro de los decesos se atribuyen al embotellamiento existente en la llamada “zona de la muerte”.