Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Alumnos de la Secundaria “Rafael Ramírez Castañeda” no tendrán clases en un buen tiempo, pues la SEP, suspendió cualquier actividad en esta institución por los hechos ocurridos los días 25 de enero y 7 de febrero.

Recordar que ambos días citados algunos estudiantes presentaron signos de desvanecimiento, mareos y vómito, por lo cual no se reanudarán labores hasta conocerse los motivos que originaron esto.

En un comunicado, la dependencia señaló que con relación a estos hechos, las secretarías de Educación, de Salud y de Protección Civil, así como la Fiscalía General y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, han estado llevando a cabo un trabajo coordinado.

Expuso que la finalidad es atender de manera prioritaria ese asunto, derivándose de ello, la suspensión de labores como una primer medida, a fin de poder brindar una mayor tranquilidad a madres y padres de familia pero, sobre todo, de garantizar la seguridad física de las y los estudiantes.

Refirió que se toman en consideración la ineludible obligación que tiene la Secretaría de Educación de velar por los intereses de todas y todos los estudiantes en esta entidad, por lo que en este lapso de suspensión de actividades, se realizará nuevamente una inspección en las instalaciones de la secundaria.

Indicó que el objetivo es descartar la posible presencia de algún elemento tóxico que pueda estar perjudicando la salud de las y los alumnos y se esperan los resultados que emita la Secretaría de Salud acerca del agua en botellas que, personal de esa dependencia, recolectó en los botes de basura de dicha escuela.