El conflicto quedó arreglado luego de varias horas

Coxquihui, Ver.- Taxistas de la agrupación Juntos por la Sierra que cubren la ruta Coxquihui-Chumatlán bloquearon la entrada al municipio en protesta porque se negaban a ser removidos, lo que provocó malestar entre los habitantes, así como de maestros y padres de familia de la escuela “Ramón Espinoza Villanueva”, debido a que estaban con trámites escolares y prefirieron retirarse por miedo a que se diera algún enfrentamiento.

Albertín Pérez Vega, dirigente de los más de 30 taxistas, dijo que llevan más de diez años trabajando en esa calle, por lo que se negaban a ser removidos al final de esa vía, señalando que ellos no causan ningún problema con niños ni docentes de la escuela, menos con los padres de familia.

Señaló que por capricho del alcalde Lauro Becerra se les removería, cuando en realidad ellos no han tenido problema alguno.

Algunos ciudadanos se mostraron conformes con la reubicación, otros no y se caldearon los ánimos, haciendo acto de presencia policías para resguardar el orden, que parecía desbordarse ante la negativa de los choferes.

El servicio de taxis fue suspendido desde muy temprano y hasta pasada las 5:00 de la tarde seguía el diálogo en palacio municipal, hasta donde se dirigieron para exigir que se les dejara trabajar en el sitio que han venido ocupando por años.

Más tarde, autoridades de Transporte junto con los taxistas y Ayuntamiento lograron llegar a un acuerdo del lugar dónde trabajarán a partir de este jueves, quedando de acuerdo con la reubicación que se les dio, en la salida a la cabecera municipal.

¿Usted qué opina?:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.