Poza Rica, Ver.- A pesar de que han transcurrido 13 días desde que oficialmente arrancó el Instituto de Salud para el Bienestar, en el caso de Veracruz, ningún hospital cuenta de manera oficial con las reglas de operación y mientras tanto, familiares de pacientes temen ser víctimas de abusos y sobre todo, tener que pagar por servicios de salud, algo que nunca ocurrió con el extinto Seguro Popular.

En el caso del hospital regional, hasta el momento no hay indicaciones respecto al Insabi, pero de manera extraoficial se ha indicado que por tratarse de un hospital de referencia, existe la posibilidad de contratar más personal para atender a miles de personas. Mientras tanto, el modulo del Seguro Popular ya desapareció y los trabajadores no han sido reubicados.

Hasta ahora, de manera extraoficial se sabe que las mujeres embarazadas y personas con cáncer están exentos de pago, mientras que a los demás pacientes se les hace un estudio socioeconómico.

En este sentido, los familiares de personas internadas en otros hospitales de la región han indicado que Insabi nada tiene que ver con el Seguro Popular, pues lejos de traer ayuda, han tenido que costear medicamentos y hasta la hospitalización, por lo que urgieron al sector salud la activación de este sistema que pretende brindar servicios de salud para millones de mexicanos.

Es de mencionar que ante la mala planeación del Insabi, gobernadores de al menos 6 estados (Aguascalientes, Guanajuato, Tamaulipas, Querétaro, Baja California Sur y Jalisco) han rechazado implementarlo al asegurar que no es como el gobierno federal lo anuncia, y bajo ese argumento rechazaron firmar el convenio y se regirán bajo el sistema del antiguo Seguro Popular.