Las altas temperaturas favorecen la proliferación del virus

Misantla, Ver.- Temerosos se encuentran los ganaderos del municipio ya que en época de estiaje los hatos ganaderos están expuestos a la rabia paralítica bovina.

Es de suma importancia que los criadores apliquen su vacuna para que no se dé perdida en sus animales, apuntó el presidente de la Asociación Ganadera Local de esta ciudad.

La enfermedad es una infección viral aguda, invariablemente fatal, transmitida por mordedura, que afecta al sistema nervioso central y que se manifiesta por una encefalomielitis no supurativa y por signos neurológicos variables en el ganado bovino, el periodo de incubación es de 3 semanas con variación que va desde los 5 hasta los 60 días y ocasionalmente hasta varios meses.

Hasta este momento, no se ha tenido reporte de decesos de ganado, aunque el calor ha sido puntual no se han presentado casos a pesar que es cuando el murciélago que transmite el derrengue ataca.

El ganadero señala que no se ha tenido reporte alguno, pero la ganadera cuenta con la dotación necesaria de vacunas para responder ante cualquier posible contingencia.