Boca del Río, Ver.- Ante los presuntos actos de corrupción cometidos durante sus gestiones al frente de la Fiscalía General del Estado y del Tribunal Superior de Justicia del Estado, los titulares de ambas dependencias (Jorge Winckler Ortiz y Edel Álvarez Peña) deben renunciar de manera inmediata a sus respectivos cargos en este nuevo gobierno, manifestó el presidente de la Federación de Licenciados, Maestros y Doctores en Derecho de Veracruz, Octavio Pozos Marín.

Celebró en torno al fiscal general del estado, que ya la legislatura estatal analice la posibilidad de abrirle un juicio político, situación de que de igual manera debe hacerse contra Edel Álvarez Peña.

Este último por los actos de corrupción en la creación de las llamadas ciudades judiciales, además de los actos de corrupción que se dan en juzgados de todo tipo.

Pozos Marín manifestó la necesidad de que este nuevo gobierno, a cargo de Cuitláhuac García Jiménez, ponga especial atención a esta situación y proceda a tomar cartas en este asunto, pues de lo contrario se puede perder el estado de derecho.

Por último, aseguró que hay gente que cuenta con la capacidad suficiente para desempeñar los cargos de fiscal general del estado y de presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

¿Usted qué opina?: