Ciudad de México.- Completamente destrozada y vandalizada terminó la Rectoría de la Universidad Autónoma de México, luego de que grupos de choque se infiltraron en la marcha pacífica de estudiantes que pedían un alto al acoso sexual.

Los encapuchados rompieron cristales, realizaron pintas y lanzaron bombas molotov en el recinto, además quemaron la bandera de México. Por este último acto pasarían hasta 36 horas en prisión y tendrían que pagar multas de hasta 10 mil veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización.

El mural de David Alfaro Siqueiros, que se encuentra en Rectoría, también resultó dañado por los anarquistas, confirmó el rector, Enrique Graue.

No conformes, los sujetos saquearon la biblioteca Henrique González Casanova mientras gritaban “Libros gratis pa’ la banda”. Ante esta situación, los universitarios se organizaron y formaron una cadena para regresar todos los textos a la biblioteca.

Representantes de la UNAM refirieron que actuarán penalmente en contra de los atacantes, para ello proporcionarán toda la información posible a las autoridades.

Varios estudiantes limpiaron los destrozos cuando se retiraron los vándalos. Por esta acción recibieron muchas felicitaciones a través de redes sociales.