Álamo.- La Conagua ya se encarga de investigar el caso de la escasez de agua, en  Estero del Ídolo, por la sobreexplotación del manto freático.

El problema de escasez de agua, que afecta a los habitantes del ejido Estero del Ídolo, ocasionado por la sobreexplotación de los mantos freáticos por parte del empresario Julio González Garmendia, ya se encuentra en manos de la Conagua, pues fueron los propios afectados quienes dirigieron un oficio a la dependencia solicitando su intervención.

A pesar de que el empresario no cuenta con los permisos correspondientes para explotar el vital líquido, desde hace varios meses ha estado extrayendo el agua de varios pozos de su propiedad, afectando con ellos a cerca de 150 familias, quienes no cuentan con agua en sus pozos artesianos para cubrir sus necesidades básicas de higiene.

Y a pesar de la intervención de las autoridades locales, González Garmendia ha continuado con la extracción del líquido, burlándose no sólo de los pobladores sino también de las propias autoridades; por lo que ahora los afectados se encuentran en espera de que representantes de la Conagua realicen las inspecciones correspondientes y frenen el daño ecológico que está ocasionando este particular.

Por Alberto Lee