Actopan, Ver. Siete integrantes de una familia estadounidenses, entre ellos un menor de edad, fueron sacados en forma violenta de sus domicilio ubicado en la comunidad de Santa Rosa, municipio de Actopan, por elementos de Fuerza Civil, donde fueron torturados y les sembraron armas para justificar su consignación ante la PGR.

Los hechos se registraron la tarde del 31 de diciembre, cuando llegaron luego de pasar las fiestas decembrinas con sus familiares; durante el trayecto del viaje por el país no fueron molestados por ninguna autoridad.

Ese mismo día, alrededor de las  17:50 horas, un grupo de elementos de Fuerza Civil llegó al domicilio de sus familiares, donde de forma violenta ingresaron  sin ninguna orden de un juez, apuntando sus armas contra los integrantes de la familia.

 Luego de dos horas de torturarlos –incluso a dos menores de edad, además de golpear a dos jovencitas- los elementos de la Fuerza Civil les exigían que confesaran “donde tenían las armas y a qué cartel pertenecían”.

 Con ese pretexto fueron despojados de sus carteras donde tenían dinero, pasaportes, cadenas, esclavas de oro, además de dos camionetas en las que habían llegado, diciéndoles que los iban a detener por traficar con armas.

Alrededor de las 3 de la madrugada del día primero de enero fueron puestos a disposición de la PGR en la ciudad de Xalapa con armas que les sembraron, acusándolos de portación de armas.

Los  elementos de Fuerza Civil, acompañados del abogado de Seguridad Pública, dieron una versión diferente. Señalaron que habían realizado las detenciones porque quienes iban en las camionetas no acataron la orden de alto en la carretera y dispararon en contra de los elementos policiacos.

Cuatro de ellos fueron  puestos a disposición de la PGR y los dos menores quedaron a disposición de la Fiscalía del Estado, pero luego fueron  liberados por órdenes del Fiscal General, al presentar huellas de tortura e iniciándose una carpeta de investigación contra los elementos de Fuerza Civil que cometieron esta violación de los derechos humanos contra los estadounidenses.

 Así mismo, el abogado de los estadounidenses solicitó la intervención de la Comisión de Derechos Humanos, para que tomara conocimiento de que sus clientes presentaban huellas de torturas y solicitó al Fiscal Federal, se les hicieran las pruebas de rodizonato de sodio, resultándoles negativo de plomo y bario, lo cual confirma que nunca hicieron disparos.

Tampoco en las armas fue encontrada huella alguna de los acusados.Uno de los detenidos, menor de edad, logró grabar con se celular en los momentos que los elementos de Fuerza Civil entraban violentamente al domicilio donde se encontraban y antes de que se lo quitaran se los envió a sus contactos.

De las dos camionetas que se llevaron los policías, sólo una fue puesta a disposición de la PGR, la segunda camioneta no aparece.

 El Fiscal Federal al no encontrar pruebas contra los detenidos  dio inicio a la primera carpeta de investigación FED/VER/XLPA/0000001/2019,  al contrario se encontró violaciones a los derechos humanos cometidas en su contra por elementos de Fuerza Civil pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz.

Por tal motivo se determinó dejar a la familia estadounidense en libertad la madrugada de este jueves a las 3:30 horas.

Mientras que  los 10 elementos de Fuerza Civil, enfrentaran las denuncias en la Fiscalía del Estado de Veracruz y en la PGR los cuales tendrán que aclarar de dónde sacaron las armas.

Los agraviados, al salir de las oficinas de la PGR ubicadas en la avenida Adolfo Ruiz Cortines, autorizaron que les fueran sacadas fotografías para que vieran las huellas de los golpes y el maltrato; ellos son Israel Kevin Cruz, José Aniceto Rosado Zárate, Abraham Rosado Zárate, Héctor Márquez Rosado y, Abraham Rosado Junior.

Gloria Bañuelos

¿Usted qué opina?: