Trabajamos encomendadas a Dios: enfermeras de SSA

Poza Rica, Ver.- Por enésima ocasión, enfermeras que trabajan en nosocomios de la ciudad denunciaron que pese a los anuncios del gobierno federal donde garantiza la entrega de insumos y equipos de protección personal, a ellos no les han entregado más que cubrebocas sencillos.

La falta de equipo ha obligado a los trabajadores a preferir irse a sus casas sin goce de sueldo, pero están conscientes de que lo ideal es que los doten de lo necesario. Algunos con más posibilidad se han amparado para retirarse al no haber condiciones óptimas para el desempeño.

“De las cosas que traen de china, son cosas muy sencillas, son unas cochinadas que no sirven”, dijo una enfermera del hospital regional quien indica que ella y sus compañeros son los que tienen contacto directo con los pacientes y temen morir de COVID-19.

“Cada día que me levanto y me vengo a trabajar ruego a Dios para no contagiarme, es eso solamente, sólo nos queda encomendarnos a Dios porque al gobierno no le interesa cuidar al personal de salud”, dice Karla (no es su verdadero nombre).

De los estímulos que les prometieron aun no llega nada y temen que sólo se trate de un engaño más del sector salud.

Otras enfermeras del ISSSTE mencionaron que han enfermado de COVID y no quisieron atenderlas, es por eso que terminaron internadas en el regional. “No hay un compromiso para con el personal eventual, pero la verdad somos las que estamos dando la cara pues los de base, incluyendo médicos, se fueron, porque ellos tuvieron derecho”, dice Karla.

Tanto en el ISSSTE, IMSS y la SSA se han registrado defunciones y al menos 20 trabajadores de distintos hospitales y centros de salud están internados.