Tlahuelilpan, Hgo.- Autoridades hidalguenses cifran en 170 los menores de edad que quedaron en la orfandad tras la explosión de un ducto de Pemex en Tlahuelilpan.

De acuerdo con el delegado en Hidalgo de los Programas para el Desarrollo del Gobierno Federal, Abraham Mendoza Zenteno, además de los huérfanos están los adultos mayores que eran dependientes de las víctimas.

Añadió que los apoyos económicos emergentes de 15 mil pesos se entregarán a la población afectada, así como otras ayudas para las personas que resultaron heridas el pasado 18 de enero, cuando una toma clandestina estalló en el municipio hidalguense de Tlahuelilpan.