Washington, DC.- El gobierno estadounidense ha tensado aún más las relaciones comerciales con China al imponer más aranceles a sus productos, esta vez por un monto de 200 mil millones de dólares.

La decisión del presidente Donald Trump se opone a los esfuerzos del secretario del Tesoro, Steven Mnuchin para resolver la guerra comercial con el gigante asiático. De acuerdo con las mismas fuentes, a pesar del retraso en el anuncio, la medida entrará en vigor pronto.

Productos de tecnología de internet, bienes de consumo, bolsos, bicicletas y muebles estarían entre las mercancías afectadas por esta nueva ronda de gravámenes.

¿Usted qué opina?: