Migrantes

Ciudad de México.- Los migrantes que han residido o viajado a través de terceros países tendrían prohibido solicitar asilo en Estados Unidos; esto afecta a quienes hayan llegado a dicho país a través de México.  Esta medida se aplica mientras se desarrolla el proceso de apelaciones.

“Sólo los inmigrantes a quienes se les ha negado el asilo en otro país o que han sido víctimas de trata de personas severa tienen permitido presentar una solicitud en los Estados Unidos. Por lo tanto, la norma excluye a los solicitantes de asilo que se negaron a solicitar protección en la primera oportunidad”.

La Suprema Corte emitió la orden, que representa un triunfo para Donald Trump, quien dijo que la regla era necesaria para descartar a “los solicitantes de asilo que se negaron a solicitar protección en la primera oportunidad”.

“Una vez más, el poder ejecutivo emitió una regla que busca anular las prácticas de larga data con respecto a los refugiados que buscan refugio de la persecución”, escribió el juez Sotomayor, junto con Ginsburg.

“Aunque esta nación ha mantenido su puerta abierta durante mucho tiempo a los refugiados, y aunque lo que está en juego para los solicitantes de asilo no podría ser mayor, el Gobierno implementó su regla sin primero dar aviso público e invitar a la opinión pública que generalmente se requiere”.

Por otro lado el fiscal general, Noel J. Francisco, en representación de la administración, dijo que la nueva política era necesaria “para abordar un aumento sin precedentes en el número de extranjeros que ingresan ilegalmente al país a través de la frontera sur y, si son detenidos, solicitar asilo y permanecer en el país mientras se resuelven sus solicitudes”.