Poza Rica, Ver.- De poco sirvió la rehabilitación en la oficina de Hacienda del Estado en esta ciudad, pues las condiciones en que se encuentra son poco funcionales para los cientos de usuarios que se quejan del calor y la mala imagen que da el inmueble.

Los contribuyentes que a diario realizan diversos trámites comentaron, que mientras esperan a ser atendidos por el personal, tienen que soportar el calor de las oficinas con un solo ventilador, ya que los equipos de aires acondicionados sólo están de adorno, porque nunca los tienen encendidos.

“Ya van dos ocasiones que vengo a realizar trámites y observo cómo tienen detenida la puerta principal con una garrafa de jabón, la verdad deja mucho en qué pensar, tantos pagos que ingresamos los ciudadanos y que tengan así las instalaciones, pues no lo merecemos”, comentó el señor Julio Cisneros.

Los quejosos aseguraron que son muy pocos los que se benefician de no pasar calor, como la titular Imelda Irene Saldaña Reyes, quien apenas se asoma unos minutos y no tiene consideración de la gente que tiene que esperar en un ambiente tan caluroso.

“No es posible que las bancas estén rotas, las paredes sucias, botellas de refrescos en el piso y las ventanas”, otras de las tantas quejas y mala imagen que da la oficina de Hacienda del Estado, parece que existe por parte de la titular una gran apatía para tener un espacio en mejores condiciones.