Europa.- A partir de mañana 1 de julio, la Unión Europea (UE), abrirá sus fronteras exteriores a 14 países, los cuales fueron considerados como “seguros” ante el COVID-19.

México, Estados Unidos, Brasil, Rusia y Reino Unido no están incluidos en la lista publicada por el Unión Europea en un comunicado.

El Consejo ha adoptado una recomendación sobre el levantamiento gradual de las restricciones temporales a los viajes no esenciales a la UE. Las restricciones de viaje deben eliminarse para los países enumerados en la recomendación, y esta lista se revisa y, en su caso, se actualiza cada dos semanas.

Sobre la base de los criterios y condiciones establecidos en la recomendación, a partir del 1 de julio los Estados miembros deberían comenzar a levantar las restricciones de viaje en las fronteras exteriores para los residentes de los siguientes terceros países: Argelia, Australia, Canadá, Georgia, Japón, Montenegro, Marruecos, Nueva Zelanda, Rwanda, Serbia, Corea del Sur, Tailandia, Túnez, Uruguay, China, sujeta a confirmación de reciprocidad.

Los residentes de Andorra, Mónaco, San Marino y el Vaticano deben ser considerados como residentes de la UE a los efectos de esta recomendación.

Cabe mencionar que los criterios para determinar los terceros países para los que debe levantarse la actual restricción de viaje abarcan, en particular, la situación epidemiológica y las medidas de contención, incluido el distanciamiento físico, así como las consideraciones económicas y sociales. Se aplican acumulativamente.

En cuanto a la situación epidemiológica, los terceros países enumerados deben cumplir los siguientes criterios, en particular:

  • Número de nuevos casos COVID-19 en los últimos 14 días y por cada 100 000 habitantes cercanos o inferiores a la media de la UE (tal como estaba el 15 de junio de 2020)
  • Tendencia estable o decreciente de nuevos casos durante este período en comparación con los 14 días anteriores
  • Respuesta general a COVID-19 teniendo en cuenta la información disponible, incluidos aspectos tales como las pruebas, la vigilancia, el rastreo de contactos, la contención, el tratamiento y la presentación de informes, así como la fiabilidad de la información y, si es necesario, la puntuación media total del Reglamento Sanitario Internacional (RSI). También debe tenerse en cuenta la información facilitada por las Delegaciones de la UE sobre estos aspectos.

En el caso de los países en los que se siguen aplicando restricciones de viaje, las siguientes categorías de personas deben quedar exentas de las restricciones: Ciudadanos de la UE y sus familiares; Residentes de la UE a largo plazo y sus familiares y Viajeros con una función o necesidad esencial, tal como se indica en la Recomendación.

Los países asociados a Schengen como Islandia, Lichtenstein, Noruega y Suiza, también participan en esta recomendación.

TE RECOMENDAMOS LEER:

España reabre sus fronteras a Europa