Tempoal, Ver.- Luego del incumplimiento de administraciones pasadas a fin de que las aguas negras sean desviadas de su predio y ya no generen afectación a su ganado, residente de Corozal se mantiene desesperado.

Cabe señalar que en años atrás, al señor Jesús le habían prometido darle solución al problema de descargas de drenaje que tiene en su parcela y que como consecuencia de ello, varias de sus reses han muerto.

Por ello, al enterarse que de manera conjunta entre un grupo de investigadores y el gobierno municipal proyectan poner en marcha unos humedales construidos para tratar las aguas residuales, el productor ganadero sigue insistiendo “en la llegada de tubería”.

La desesperación del don Chuy ha crecido en los últimos años, pues argumenta que en la administración pasada le hicieron el compromiso de resolverle el problema y así durante mucho tiempo ha dado vueltas, sin que hasta el momento se concrete su petición.

De acuerdo a lo señalado por los maestros investigadores, tanto de la Universidad del Caribe, como del Tecnológico de Misantla, ya unos ingenieros en materia civil se encuentran en el diseño de la obra.