Papantla, Ver.- Pastora García Jiménez, subagente municipal de la comunidad Reforma Escolín, dijo confiar en que las autoridades municipales trabajan para concluir el proyecto de agua potable para esa comunidad, el cual han gestionado por más de 17 años. Sin embargo, dijo que urge que se les abastezca de agua, debido a que los pozos artesianos de la localidad se secaron.

“Creemos que sí se va a lograr, tenemos fe, porque por mucho tiempo hemos sufrido, no tenemos agua, todo lo compramos por pipas, si la familia es grande el tanque nos cuesta 150 pesos y alcanza para tres días; en la comunidad creemos en nuestras autoridades y sabemos que nuestra petición se va a concretar”, afirmó.

García Jiménez detalló que en Reforma Escolín hay alrededor de 3 mil 500 habitantes y todos padecen el mismo problema, la falta del vital líquido, por lo que el sistema de agua para esa comunidad lo gestionaron por primera vez en 2002 y en aquel entonces, las autoridades municipales nunca cumplieron.

“Habían ido a medir, nos convocaron a reuniones, nos pintaron todo bonito y se olvidaron del proyecto y de su compromiso, pero esta vez estamos confiados en que no nos van a engañar, Pemex se acabó nuestra agua, por ellos los pozos se secaron, estuvieron metiendo explosivos y eso provocó que el agua se fuera, creemos que se hundió y ahora hay que excavar mucho más profundo”, finalizó.