Monterrey, NL.- Pronto podrían comparecer ante las autoridades los dueños de la plaza comercial en construcción que se derrumbó este jueves en la colonia Cumbres y causó la muerte a siete trabajadores.

El vicefiscal Luis Enrique Orozco informó que Gerardo Villarreal Costilla y su esposa Edna Cynthia López Sánchez, además del encargado de obra Gerardo Vargas Cortez son quienes se espera que presenten la documentación sobre la planeación y ejecución de la obra.

Homicidio, lesiones y daño en propiedad ajena son los probables delitos que el Ministerio Público podría fincarles. “Tienen una sanción de cuatro a 10 años de prisión”, especificó el vicefiscal.

Sobre si se le fincará responsabilidad por algún delito a la autoridad municipal que permitió que la obra siguiera adelante a pesar de haber sido clausurada en dos ocasiones, respondió que aún no se ha determinado.

“No hemos llegado a esa parte, éste es un aspecto que tiene que ver sobre todo con el análisis normativo de las facultades estatales y municipales en materia de Desarrollo Urbano y Protección Civil”, explicó.

¿Usted qué opina?: