Xalapa, Ver.- En el Congreso federal analizan la aplicación de mayores sanciones a quienes hayan participado de venta, almacenamiento, transporte o distribución de hidrocarburos de manera ilegal. Los diputados dijeron que en 2018 Petróleos Mexicanos (Pemex) reportó 10 mil 101 tomas clandestinas en el país y encabezan la lista de esas tomas Veracruz, Hidalgo, Guanajuato, Puebla, Jalisco.

En la sesión de La Comisión de Energía se analizó hacer reformas a las leyes de Hidrocarburos, y a nivel Federal Prevenir y Sancionar los Delitos con un Sistema Integral de Información de Permisionarios, además llevar un registro de compra y venta para detectar las adquisiciones ilícitas.

La diputada Nayeli Arlen Fernández Cruz de Partido de Regeneración Nacional, dijo que en 2017 las pérdidas de Pemex por robo de combustible en esta forma ascendieron a los 30 mil millones de pesos. Hay organizaciones criminales del robo de combustible que le ven una importante fuente de ingresos, pero provoca pérdidas millonarias a las empresas petroleras en el país. Además de los riesgos a la población, contaminación del ambiente y merma en el mercado formal de gasolina.  El “blanqueo” o lavado del combustible, no tributa así que para la legisladora provoca pérdidas millonarias al SAT.

“LAVADO” DE HIDROCARBUROS

Explicó que lo hacen mediante la llamada “ordeña” que se realiza por perforaciones a los ductos, para luego depositar el combustible robado en contenedores. Para almacenarlo usan desde garrafones de plástico hasta pipas. Para hacerlo legal, agarran el combustible robado y lo venden directamente a la gente de manera informal o “lavado”, esto al amparo de los permisos de “comercialización” adquiridos y moviéndose para su expedición formal a estaciones de servicio. Otro es exportado vía marítima y luego comercializado en países de Latinoamérica o en entidades de Estados Unidos de Norteamérica.

Por Livia Díaz