Tecolutla, Ver.- Gran movilización causó el reporte de dos cuerpos putrefactos sobre la autopista Cardel-Poza Rica. Fueron automovilistas quienes se percataron del macabro hecho y dieron aviso al personal de la caseta de cobro, que a su vez informó a las autoridades ministeriales para que se hicieran cargo.

Fue en el kilómetro 66 de la citada autopista, en las inmediaciones de la localidad Hueytepec, donde se localizaron los restos humanos de dos personas del sexo masculino, que presentaban visibles huellas de tortura, además de que estaban atados de pies y manos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Uno de los sujetos vestía únicamente calzoncillos negros, en el pecho tenía un tatuaje prominente con la leyenda “Lia Krystal”, además de algunos otros en ambos brazos que apenas y eran perceptibles por la putrefacción. En el cuello tenía una venda de color blanco, con la que se presume lo amordazaron.

La segunda víctima vestía un pantalón de mezclilla, playera morada, además de calzoncillos color gris. De igual forma estaba atado y en el cuello tenía una venda, además de que tenía atada una llave conocida como perica, con la que se presume le hicieron un torniquete para asfixiarlo durante la tortura.

Ambos se encuentran como no identificados, no se descarta que presenten impactos de bala y las autoridades desconocen su procedencia. Por el lugar donde fueron localizados no se cuenta con cámaras de seguridad y tampoco hay viviendas cercanas.

El sitio se llenó de elementos de la Policía Municipal de Tecolutla, Policía Estatal de Martínez de la Torre, Ejército Mexicano y detectives de la Policía Ministerial. Más tarde arribaron elementos de la delegación de Servicios Periciales que procedieron a realizar la diligencia correspondiente y posteriormente ordenaron el penoso levantamiento de los cuerpos.

Por Juan Olmedo

TE RECOMENDAMOS VER

TE RECOMENDAMOS VER