Crimen organizado se apodera de la política local

Chilpancingo, Gro.- La violencia en el actual proceso electoral ha alcanzado niveles nunca antes vistos. En Guerrero, por ejemplo, muchos candidatos han preferido bajarse de la contienda pues consideran que su integridad corre riesgo.

Es el caso del aspirante de Morena a la alcaldía de Pungarabato, Luis Avellaneda, quien aparecerá en la boleta pero nadie sabe dónde está físicamente. Lo que sí saben los pobladores es que un grupo criminal lo amenazó al inicio de la campaña y desde entonces nadie le ha visto.

En Arcelia, Apaxtla de Castrejón, Eduardo Neri y en Quechultenango Morena tampoco tiene ya abanderados, reconocen sus militantes.

Más en impreso…

¿Usted qué opina?: