Poza Rica.- En un mes, los funcionarios de la Dirección de Industria y Comercio, a cargo de José de Jesús Luna Kuri incrementaron 120 pesos sobre los precios de los permisos para los negocios establecidos.

Con recibos en manos, algunos de los locatarios revelaron su inconformidad en contra de esta dependencia municipal. Pero por temor a represalias, solicitaron anonimato al descontento, que les ha causado el aumento en las tarifas de los impuestos a la actividad comercial.

Desde el mes pasado, los propietarios de los establecimientos deben pagar 360 pesos por recibir sus respectivos permisos, cuando el costo era de 240 pesos para permitirles trabajar dentro de un lugar establecido o sobre la vía pública.

De acuerdo con las afirmaciones de los vendedores inconformes, los argumentos que dieron en el área de Industria y Comercio, a cargo de José de Jesús Luna Kuri, fueron que el encarecimiento obedecía a que era a consecuencias del incremento al salario mínimo de los empleados municipales.

Sin embargo, los dueños de los locales fijos lamentaron que los impuestos encarezcan cuando no hay repunte en sus ventas, además de que en estos últimos días, han observado que hay más puestos ambulantes, principalmente taquerías y venta de carne de pollo y puerco sobre las banquetas.

Por José Martín

 

 

.