Xalapa, Ver.- En Veracruz la ley no es ni será motivo de negocio y tampoco debe ser usada para fines electorales, expresó el diputado José Manuel Pozos Castro, presidente del Congreso del Estado, quien añadió que las famosas “pruebas de amor” que obtuvieron a la fuerza el ex mandatario Miguel Ángel Yunes Linares y su Fiscal, Jorge Winckler Ortiz, fueron utilizadas como “moneda de cambio” para que presuntos delincuentes –que saquearon al erario público en los últimos 12 años- pudieran quedar impunes.

En conferencia de prensa, el legislador manifestó que en el Congreso Local reiteran su apoyo al gobernador Cuitláhuac García Jiménez y se suman al reclamo de justicia al que está convocando a toda la sociedad para que, ahora sí, en Veracruz se aplique la ley en su exacta dimensión.

Asimismo, el diputado Pozos Castro indicó que Veracruz requiere funcionarios comprometidos con la sociedad y no con los grupos políticos, por lo que dijo al Fiscal General “si el pueblo nos elige para desempeñar algún cargo a través de sus representantes, es el mismo pueblo el que puedo exigirnos que nos vayamos”.

En la conferencia de prensa, previa a la séptima sesión ordinaria, detalló que está claro que las carpetas de investigación que se abrieron en contra de los funcionarios se encontraron mal integradas y esto es responsabilidad total de la Fiscalía, “lo que sí hubo fueron negociaciones o actos de corrupción en su integración, es también su responsabilidad por acción y omisión”.

En tal sentido –refirió- si algún ciudadano acusa que existe una responsabilidad de la Fiscalía, en el Congreso serán apoyadas todas las denuncias que sean presentadas contra todos los servidores públicos involucrados, ya sea por medio de Juicio Político o de Declaración de Procedencia.

Por último, el Presidente del Congreso, José Manuel Pozos enfatizó que Veracruz ha cambiado y que el pueblo no va a permitir que sigan funcionarios que no cumplen con sus obligaciones.

¿Usted qué opina?: