Mérida, Yuc.- 70 de los 120 vehículos que rentaba el anterior gobierno de Yucatán eran considerados de lujo, de acuerdo con el actual mandatario Mauricio Vila Dosal, quien detalló que todos fueron devueltos.

“Soy un convencido de que debemos de quitarle los lujos, que los ciudadanos comunes no tienen, porque somos funcionarios públicos y el dinero que se utiliza es de los ciudadanos”, indicó.

Cifró un ahorro inicial de 60 millones de pesos cada año por la renta, el mantenimiento y el consumo de gasolina de la flota, conformada en su mayoría por camionetas Suburban de vidrios polarizados.

A esto se sumará la cancelación del seguro de gastos médicos para el gobernador y los funcionarios estatales, además de que dejarán de pagarse 300 líneas de telefonía celular que, considera, no son indispensables.

¿Usted qué opina?: