El caso más reciente es el ocurrido la madrugada del domingo en la plataforma Tajín 171 ubicada en la comunidad Corralillos, Coatzintla

Poza Rica, Ver.Trabajadores petroleros se niegan a salir a trabajar en áreas de pozos, ante el grave peligro que enfrentan por la inseguridad que se ha desbordado en las últimas fechas y donde incluso se ha puesto en riesgo la vida de algunos de los obreros.

El caso más reciente es el ocurrido la madrugada del domingo en la plataforma Tajín 171 ubicada en la comunidad Corralillos, Coatzintla, donde arribaron ladrones para hacer de las suyas; sin embargo, no sólo sometieron a los empleados, pues ahora decidieron rociar de diésel a uno de ellos y amenazaban con prenderle fuego, esto para lograr que los demás entregaran sus bienes.

El recrudecimiento de la ola delictiva ha hecho presa del miedo a los trabajadores, que realizaron algunas protestas en el despacho de guardias para no acudir a los pozos señalados como focos rojos por la permanente inseguridad y la falta de vigilancia.

DEPLORA SINDICATO INDOLENCIA DE PEMEX

Ante la ineficacia para garantizar la seguridad de los trabajadores petroleros que tienen que salir a laborar a áreas alejadas y que han sido víctima de atracos, y a últimas fechas de acciones que han puesto en riesgo su integridad física, el sindicato advierte que la negativa de dar respuesta a las demandas, propiciará acciones más drásticas para hacerse escuchar.

José Juan Soni Solís, secretario general de la sección 30, lamentó que se hayan desdeñado acciones convenidas con la administración, como son los acompañamientos y rondines de personal de seguridad y que de plano se abandonaron.

“Conocimos que en el sur hay un contrato donde había una corporación policiaca en los campos; lo expusimos y nos dijeron que se podría hacer una adenda de ese acuerdo y si no se buscaría la posibilidad de hacer un contrato aquí, de manera local, pero nunca se hizo”. explicó.

Reiteró que el clamor es generalizado: mejores condiciones de seguridad, porque los trabajadores tienen miedo de salir de sus casas y no regresar, por eso ya basta de tanta indolencia de la administración, que en repetidas ocasiones, el organismo sindical los ha buscado y no han querido dar la cara, y citó que el lunes se tuvo una plática y se acordó que acompañaría a dialogar con los compañeros, pero no lo han hecho, de ahí la molestia.

Puntualizó que se han hecho infinidad de gestiones y no sólo en el tema de seguridad, sino también en otros aspectos como el desabasto de medicamentos que ha recrudecido, “ante tal conflicto propusimos lo de la receta alterna, lo aprobaron, pero luego de un tiempo lo incumplieron y ahora ni hay medicinas, ni dinero para pagar la compra externa de los fármacos y muchos de los trabajadores no tienen para adquirirlo y los requieren para poder sobrevivir, no se vale”.

Finalmente, advirtió que buscarán ser escuchados por funcionarios de alto nivel de la empresa, ya sea en Villahermosa o en la Ciudad de México, y si de manera personal no lo logra, lo harán de manera colectiva.