tesorera

Papantla, Ver.- Ex titulares del programa social Prospera, oriundas de la localidad Cuyuxquihui, denunciaron a una mujer que fungía como tesorera, misma que se encargaba de realizar el cobro de multas por faltas, faenas, entre otros rubros, además de que por acuerdo, cada vez que se entregaba el recurso, se hacían entrega de $20 pesos por titular para cubrir los gastos de las "Vocales".

El grupo de mujeres afectadas, solicitó la intervención del agente municipal de la localidad, Jorge Bazán Galindo, quien en su momento citó a la ahora señalada Marcela Pedro Antonio, pero ésta nunca atendió el llamado de la autoridad para presentar un corte de caja adecuado, razón por la que existe un malestar generalizado.

tesorera 2

 

De acuerdo con la señora Irene Galindo, el corte de caja debió haber sido realizado desde el mes de Diciembre, señalando en qué y cómo se utilizaron los más de $20 mil pesos que tenían en su poder, producto de los cobros que realizaba con tarifas de hasta $50 pesos por beneficiaria.

Las quejosas señalaron que en el mes de febrero sostuvieron una última reunión, donde la señalada aseguró en un escueto corte de caja que sólo quedaban $8 mil pesos, pero que éstos los había tomado prestados junto con la Vocal de Control de Vigilancia, Gaudencia Francisco de la Cruz. Sin embargo, los quejosos señalan que las cifras están alteradas.

Pese a que ha pasado el tiempo y se le citó en dos ocasiones el pasado 28 y 31 de Agosto, la mujer señaló "no tener tiempo" para atender el requerimiento, además de que por dichos de las quejosas, se ha podido conocer que la señalada ha manifestado que no devolverá el recurso porque el programa ya se terminó y que las afectadas "le hagan como quieran".

Durante una reunión que se llevó a cabo este martes, en la agencia municipal de la localidad, donde nuevamente se citó a la ex tesorera y por cierto no se presentó, los pobladores dijeron que esta mujer ya tiene antecedentes de malos manejos de recursos cuando operaba el programa de CONASUPO y ahora también forma parte del comité de la Iglesia de la comunidad, por lo que temen que ahí también haga mal uso de los recursos.